Región de trabajo

¿En qué zona trabajamos?

Trabajamos en una de las costas más atractivas de España: la zona norte de la Costa Blanca. Desde hace 50 años nos dedicamos al sector de los bienes inmuebles de lujo en esta zona del Mediterráneo. Las ubicaciones excepcionales, poblaciones con encanto y residencias exclusivas son las señas distintivas en este mercado inmobiliario.

El entorno

La Costa Blanca es una franja costera de 224 kilómetros perteneciente a la provincia de Alicante en la Comunidad Autónoma valenciana. La parte norte de esta costa tiene mucho que ofrecer; fabulosas playas y calas escondidas que se alternan con escarpadas paredes rocosas. Hay estribaciones montañosas que llegan hasta el mar y forman interesantes paisajes costeros. Merecen especial mención el Peñón de Ifach en Calpe y la montaña Montgó entre Denia y Jávea.

El Clima

El clima se caracteriza por cálidos veranos y suaves y soleados inviernos. Las temperaturas nocturnas en julio y agosto no suelen bajar de los 20 grados. La media durante el día es de 29 grados. En enero, el mes más frío del año, la temperatura media diurna es de 15 grados.

Las conexiones

Los aeropuertos de Alicante y Valencia tienen vuelos directos a muchas ciudades europeas. Por carretera el acceso en coche es muy cómodo gracias a la autopista del mediterráneo.

Mercados inmobiliarios

El mercado de inmuebles de lujo en el norte de la Costa Blanca se concentra en cuatro localidades: Jávea, Dénia, Moraira y Altea.

En Jávea se encuentra el Parque Residencial Monte Olimpo, que actualmente es el proyecto de obra nueva más importante, promovido por la agencia Hanseatische Gesellschaft Hamburg. Las villas que aquí se construyen ofrecen vistas panorámicas fabulosas sobre la localidad. Jávea, situada entre dos cabos, cuenta con unos 30.000 habitantes sobre una superficie de 68 km². La oferta inmobiliaria se reparte en diferentes zonas y urbanizaciones, entre los cuales cabe destacar la exclusivísima zona del Cabo de la Nao con sus escarpadas laderas al mar.

Dénia, con unos 42.000 habitantes, es la ciudad más grande del norte de la Costa Blanca. Es un lugar de vacaciones que no solo ofrece excelentes infraestructuras y extensísimas playas, sino también un verdadero ambiente urbano durante todo el año. Tiene innumerables bares y restaurantes, una avenida comercial, al calle Marqués de Campo, con árboles que dan agradable sombra, todos lugares de encuentro muy apreciados. Las villas más exclusivas se encuentran en el casco histórico, en la zona del puerto deportivo y a lo largo de la costa. También el Club de Golf La Sella se integra en las zonas residenciales más exclusivas.

Señas distintivas de Moraira son su puerto y su pequeña fortificación. También aquí hay restaurantes, bares y negocios. El municipio integrado por Teulada-Moraira es, sin embargo, sobre todo una zona con atractivos inmuebles residenciales situados en callejones que suben serpenteantes por colinas. Aquí se levantan villas de ensueño con vistas panorámicas que van desde el puerto de Moraira, cruzando el mar azul, hasta llegar al Peñón de Ifach.

Altea es una localidad costera con carácter especial. De gran encanto es su casco histórico con sus caprichosas callejuelas. Además, con una población de unos 23.000 habitantes, ha sabido mantener su típico carácter mediterráneo. Son diversas las zonas residenciales fuera del casco histórico. Especialmente conocida por sus apartamentos de lujo es la Urbanización Altea Hills.